"El Ávila y sus Caminantes"

Breve Reseña del Ávila

El Ávila es un gigantesco pulmón vegetal, localizado en la Cadena del Litoral dentro de la cordillera de la Costa, en el centro-norte de Venezuela y se extiende desde Caracas, y todo el norte del estado Miranda. Ésta formación montañosa es considerada emblema y pulmón vegetal de la ciudad de Caracas, en donde sus habitantes que asumen el riesgo de adentrarse en su interior, descubren las bellezas escénicas naturales de su flora y fauna que allí se encuentran.

Fue declarado Parque Nacional el 12 de diciembre de 1958, mediante Decreto Ejecutivo Nº 473, publicado en Gaceta Oficial Nº 25.841 del 18 de diciembre de 1958 a una superficie de 66.192 Ha. durante la Junta de Gobierno Provisional presidida por Edgar Sanabria, posteriormente en 1974 esta superficie fue ampliada en 19.000 Ha. para totalizar los 85.192 Ha.

En la actualidad, dentro del parque existen varios cruces de caminos, estos son de gran importancia recreacional y turística, siendo frecuentemente usados por los excursionistas y deportistas caraqueños que gustan de la naturaleza y de las actividades al aire libre. Algunos de estos caminos fueron usados durante el siglo XVII por los colonos españoles, piratas y comerciantes para arribar a la ciudad de Caracas, hoy en día estos caminos se les conoce como el "camino de los españoles", que partía desde la hoy conocida Puerta de Caracas en la Pastora y se dividía en dos al llegar a la cumbre: uno, el camino "De las Dos Aguadas", se enlazaba al antiguo "Camino Viejo" para concluir en La Guaira; el otro popularmente llamado "Camino Nuevo", "Camino Real", o "de transito", iba directamente a Maiquetía.

Algunas fortalezas militares construidas durante la época colonial y los caminos más antiguos, fueron decretados patrimonio histórico nacional en 1966 y son resguardados bajo una figura legal de protección especial muy poco respetada en la realidad.

El Ávila como Inspiración

El Ávila ha sido inspiración musical, artística y literaria de muchos apasionados del arte tanto nacionales como internacionales. Esta montaña es sin duda alguna, uno de los elementos naturales más importantes que ha permanecido fuerte e intacta a través del tiempo, a pesar de las constantes amenazas de contaminación que sus visitantes y habitantes de la ciudad de Caracas la exponen; mientras que en sus alrededores han ido surgiendo los cambios, modernización y crecimiento de esta gran Ciudad.

En los 80 el músico compositor e intérprete venezolano Ilan Chester ( Ilan Czenstochouski Schaechter) dedico una canción a la montaña en donde la llamo "Canto al Ávila". Aquí abajo pongo la letra de esta canción para que los que no la escucharon, puedan leer su tema, y para los que tuvieron oportunidad de oírla, la recuerden, aunque todavía en algunas emisoras del país se puede escuchar todavía.

Voy de petare rumbo a la pastora
contemplando la montaña que decora a mi ciudad
llevando matices de la buena aurora
con la fauna y con la flora de un antaño sin igual
y sabe dios los pintores, las paletas, cuanta pluma del poeta
cuantos ojos encontraron un momento de solaz
y digo yo, vas regalandole al dia
carga de buena energia
vas haciendo mas humano mi sentir y mi cantar
Coro:
cerro avila, cerro el avila,
avila, cerro el avila,
avila, cerro el avila,
avila, cerro el avila.
Y sabe dios los pintores, las paletas, cuanta pluma del poeta
cuantos ojos encontraron un momento de solaz
y digo yo, vas regalandole al dia
carga de buena energia
vas haciendo mas humano mi sentir y mi cantar
Coro:
cerro avila, cerro el avila,
avila, cerro el avila,
avila, cerro el avila,
avila, cerro el avila,
avila, cerro el avila,
avila, cerro el avila,
avila, cerro el avila.

Caracas vista desde Los Venados, en el centro se nota la Cruz del Ávila, justo abajo de la nuve.Caracas vista desde el Mirador

El Ávila ha sido y seguirá siendo una montaña mágica, que con el correr del tiempo a guardado maravillosos secretos e historias, tanto en el pasado como en el presente mucha personas hemos venido disfrutado de ella, y seguimos haciéndolo, dando todo de nosotros, los que amamos este gran Pulmón, para que siga manteniendo su belleza y resplandor y así nuestras próximas generaciones puedan contemplar este majestuoso Parque Nacional.

Pulsa aquí para enviarme tus opiniones.
Anterior
Arriba
Siguiente
Nuevas publicidades